Entrega de la terna ante una exigente corrida de Victorino en Madrid

Paco Ureña y Emilio de Justo saludaron sendas ovaciones

Foto Entrega de la terna ante una exigente corrida de Victorino en MadridFoto de Entrega de la terna ante una exigente corrida de Victorino en Madrid | El Rincón Taurino

Plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Última Corrida de la Feria de San Isidro. Lleno de “no hay billetes”. Ejemplares de Victorino Martín, exigentes. Los mejores 2º y 6º.

Manuel Escribano (Gris plomo y oro): Silencio y Silencio.

Paco Ureña (Verde hoja y oro): Saludos tras aviso y Silencio tras aviso.

Emilio de Justo (Corinto y oro): Silencio tras aviso y Saludos tras aviso.

El festejo contó con la presencia en una barrera del tendido 9 de S.M. El Rey, Felipe VI, al que brindaron sus primeros toros los tres diestros.

Al romperse el paseíllo, Paco Ureña fue obligado a saludar por el respetable al reaparecer hoy tras el percance sufrido en el campo.

A porta gayola se marchó Manuel Escribano a saludar al primer victorino de la tarde, si bien hubo de levantarse al no acometer el cornúpeta. Éste llegó al tercio final soso y sin entrega, ocultando el peligro que tenía, tirando además un derrote para atrapar el trasto. Manuel Escribano lo intenta por ambos pitones pero poco más se podía hacer. Estocada caída. Silencio.
Uno de los momentos de mayor intensidad de la tarde, se vivió en el saludo capotero del torero de Gerena al cuarto de la suelta. Larga cambiada a porta gayola y vibrante recibo con el percal. Buen tercio de banderillas del sevillano, destacando el tercer par partiendo del estribo y al quiebro. Inicia su faena de muleta Escribano con un pase cambiado por la espalda en el platillo del coso venteño. Buen oficio y buena técnica la exhibida en el trasteo con la pañosa ante un astado que no terminó de ir hacia adelante. Pinchazo y estocada en buen sitio. Silencio.

Faena muy intensa la de Paco Ureña al segundo de la corrida. Muleta siempre por delante, cruzado el torero y tirando de la embestida del de Victorino con suma despaciosidad. Verdad y entrega en el torero murciano que siempre ha estado muy asentado delante de la cara del animal. Estocada de la que tarda en echarse. Saludos tras aviso. Resaltar en este toro, dos buenos puyazos de Pedro Iturralde.
Ante el quinto, que ha sido menos claro, Paco Ureña ha vuelto a pisar terrenos comprometidos, tragándole y siempre con máxima entrega. Los mejores pasajes de su labor llegaron al manejar la mano derecha, por el izquierdo le costaba más al de Victorino ir hacia adelante. Estocada desprendida y descabello. Silencio tras aviso.

Muy exigente ha sido también el primero del lote del extremeño Emilio de Justo. Tendía al tirar una cornada a la tela, quedándose más corto al avanzar la tanda. En el tramo final de la faena, consigue Emilio de Justo una serie más reunida con la mano derecha. Marra con los aceros. Silencio tras aviso. Saludan en banderillas Morenito de Arles y Pérez Valcarce.
Muy dispuesto y entregado ha estado Emilio de Justo con el sexto, un animal nada fácil pues había que tragarle y consentirle mucho. El matador cacereño ha planteado un trasteo lleno de verdad, muy cruzado con su oponente, logrando varias series de mucho mérito, la última de ellas citando de frente. Estocada caída. Saludos tras aviso.