El “movimiento” anti-taurino, por Alfonso González-Espejo

Señor director,

Supongo que conocerá el “movimiento” anti-taurino que comenzó a extenderse considerablemente por España a comienzos de este siglo XXI. Estará de acuerdo conmigo en lo triste que es el hecho de que haya gente que no entienda lo buena y legítima que es la tauromaquia.

Debe saber que estas minorías se han radicalizado hasta tal punto de considerarlo un signo político por el que has de ser anti-taurino si eres de izquierdas, y crean cuentas en las redes sociales dedicadas a criticar cualquier concepción de la tauromaquia diferente a la suya.

No logro comprender qué razón tienen estas personas para atacar a una de las raíces más fuertes de nuestra cultura, que a parte de mantener con vida al toro de Lidia; contribuir en incontables aspectos del paisaje que nos identifica; hacer hombre al niño, y niño, por su disfrute desde la grada, al hombre; y enseñar una disciplina tan bonita; es también un lazo entre todos los españoles, y hace más fuerte a esta España querida.

Alfonso González-Espejo