Cinco Villas, por Gonzalo Ramos Aranda

CINCO VILLAS

“Entre otras Plazas, tú . . . brillas.”

Bonita Plaza de Toros
Cinco Villas, que es de todos
los que amamos tauromaquia,
la fiesta brava, su magia.

Templo, santuario taurino,
fino, agradable, genuino,
casa de diestros sinceros,
maletillas, novilleros.

Con su sevillano albero,
arena, la que yo quiero,
tonos rojos en tableros,
cortesanos, muy señeros.

Por Los Reyes y Texcoco,
el cielo por poco toco,
allá, en Poblado Cuautlalpan,
los ánimos se levantan

En complejo deportivo,
sobran ganas, hay motivo,
para llegar, desde lejos,
a corridas, a festejos.

Paraíso mexiquense,
que nadie, nadie se piense,
que no se divertirá,
pues esto sucederá.

Vamos para Cinco Villas,
novilleros, maletillas,
vámonos pa’ Cinco Villas,
novilladas maravillas.

El folclor hace su nido,
en este ruedo querido,
la charrería nacional,
costumbre sensacional.

Se encumbra en las tradiciones,
culturales, las pasiones,
afloran cuando un espada
logra faena anhelada.

Bonito, tan lindo coso,
joyel, hermoso, precioso,
donde surgen ilusiones,
esperanzas, corazones.

De los futuros toreros,
tras la lidia, sus esmeros,
de llegar a ser figuras,
alcanzando las alturas.

Con el arte, con el temple,
con valor, arrojo siempre,
españoles, mexicanos,
venezolanos hermanos.

Entrega, afición taurina,
entusiasta tremolina,
en taurómaco paraje,
surge la casta, el coraje.

Cinco Villas, fiel cortijo,
pequeño, micro, prefijo,
lugarcito de los sueños,
de novilleros ensueños.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda.
México, D. F. a 1º.de julio del 2017
Dedicado a el Sr. Empresario, Luis Marcos Sirvent Reg. SEP Indautor No. (en trámite)